Baja Visión

listen es es Baja Visión

catalogo pdf online Baja Visión

Desde el punto de vista funcional, se puede considerar que una persona tiene baja visión cuando posee un resto visual suficiente para ver la luz, orientarse por ella y emplearla con propósitos funcionales. La baja visión no es un concepto absoluto y depende de las necesidades visuales de cada persona. Aún, con las mejores lentes correctivas su limitación visual impide la realización de las actividades de la vida cotidiana empeorando su calidad de vida. La mayoría de estas personas no se encuentran atendidas profesionalmente y, además, no saben que existen ayudas para su problema.

Ceguera

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es aquella visión menor de 20/400 ó 0.05, considerando siempre el mejor ojo y con la mejor corrección. Se considera que existe ceguera legal cuando la visión es menor de 20/200 ó 0.1 en el mejor ojo y con la mejor corrección. o que independientemente de que su visión sea mejor, tiene un campo visual inferior a 20º. La mayoría de las personas consideradas ciegas responden a algún estímulo visual, como puede ser luz y oscuridad, movimientos de objetos, es decir, conservan restos visuales útiles para la movilidad. El término de ceguera se desarrolla para fines legales y sociales. El concepto de ceguera legal se encuentra casi unificado en los países occidentales. En España, al igual que en Estados Unidos, Canadá, Italia o Inglaterra, “se reconocen como personas subsidiarias de prestaciones económicas y servicios educativos especiales (Orden de 8 de mayo de 1979) a las personas ciegas, aquellas que tienen una agudeza visual de lejos menor de 20/200. Cualquier persona con nacionalidad española en esta situación puede afiliarse a la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE).

Causas

Aunque la ceguera puede ser provocada por algún accidente, también existen numerosas enfermedades que la desencadenan:
  • Catarata.
  • Glaucoma.
  • Leucomas corneales.
  • Retinopatía diabética.
  • Retinopatía del prematuro.
  • Catarata congénita.
  • Glaucoma congénito.
  • Atrofia óptica.
  • Distrofia retinal.
  • Retinosis pigmentaria.
  • Distrofia corneal.
  • Otras. (Ambliopía, etc.)

Diagnóstico

Evaluación de la visión. Supone determinar cómo utiliza la persona su visión residual si existe, así como los aspectos sociales, emocionales, cognitivos, etc. En un principio conocer una serie de datos sobre el desarrollo del niño, datos clínicos, ambientales, etc.
Posteriormente hay que realizar una evaluación formal en la que hay que incluir:
  • Paralelismo de la mirada.
  • Reflejos pupilares.
  • Estereopsia: visión estereoscópica.
  • Agudeza visual: la capacidad de percibir la figura y la forma de los objetos se hace mediante letras, signos y optotipos.
  • Visión cromática.
  • Campo visual: con un objeto fuera de su campo visual se va acercando hasta que lo vea.
  • Funcionamiento visual – perceptivo: información sobre percepción de formas, tamaños, capacidad de imitar modelos, coordinación vasomotora, figura – fondo, memoria visual, discriminación visual, constancia de la forma, asociación visual, relaciones espaciales, etc.

Medidas preventivas

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 41 y 52 millones de personas son ciegos o débiles visuales. El 90% viven en países en vías de desarrollo y el 80% son ciegos por enfermedades que pueden ser prevenibles o curables.
Hay diversas maneras de prevenir la discapacidad visual:
  • Utilizar gafas de protección para realizar determinados trabajos, parabrisas irrompibles para los conductores de automóvil, ya que los que estallan en pequeños pedazos deberían estar prohibidos, pues por su causa ocurren muchos accidentes graves. Tan pronto se tenga la sensación de que algún cuerpo extraño ha penetrado en el ojo, se debe consultar con un especialista, sobre todo si se trata de una partícula metálica; cualquier esquirla de hierro que se incruste en la córnea puede producir herrumbre y penetrar en la misma (hay que extraer la partícula de metal y raspar la herrumbre, que deja pequeñas cicatrices).
  • En caso de que cualquier producto se introduzca en el ojo, hay que lavarlo con agua abundante y consultar con el oftalmólogo.
  • No dejar los productos de limpieza al alcance de los niños.
  • Atención adecuada del embarazo. Atención al sarampión y a la toxoplasmosis (no manejar excrementos de gato o carne cruda sin guantes, evitar productos lácteos no pasteurizados, etc.)
  • Detección y registro de deficiencias en los recién nacidos.
  • Asesoramiento genético a las familias en los casos de enfermedades hereditarias.
  • Consulta oftalmológica precoz cuando hay antecedentes en la familia.
  • En países en vías de desarrollo, muchos niños subalimentados padecen discapacidad visual. Es importante una dieta sana, que incluya vitamina A, que se encuentra de forma importante en la zanahoria, tomates, huevos, mantequilla e hígado.
  • Control de la diabetes.
  • La mayoría de los accidentes en el ojo son prevenibles; muchos son causados en los niños por jugar con objetos punzantes o peligrosos, con aerosoles, fuegos artificiales, etc.

Google+

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: